Saltar al contenido
Interiorismo y decoracion

Interiorismo y decoración

    De seguro que en más de una ocasión te has preguntando cuáles son las diferencias entre decoración e interiorismo, ¿dónde comienza una y dónde termina la otra?, es probable que la delgada línea que divide ambos términos te parezca un tanto confusa, pero son actividades que se pueden diferenciar claramente entre sí, y aquí te lo vamos a explicar.

    Los registros históricos señalan que ya desde el periodo de la prehistoria existe en el ser humano el interés de expresar sus sentimientos. El aplicar minerales y colorantes vegetales a los muros de las cavernas eran una representación de la necesidad que tenía el hombre de invertir en su espacio personal y vital.

    Una vez que el ser humano desarrolla su capacidad cognitiva y creativa, comenzamos a observar el espacio interior como algo más que un simple refugio, como algo que influye y afecta nuestro día a día. Evidentemente, desde siempre, los humanos hemos tratado de embellecer nuestro entorno de manera instintiva.

    La decoración, el diseño de interiores y la renovación de espacios del hogar es sumamente especial para muchas personas, pues es la forma que tienen de expresar su creatividad.

    Las diferencias entre decoración e interiorismo

    Son muchas las similitudes entre renovación e interiorismo. Son tantas que, en efecto, las opiniones sobre una y otra cambian al trazar la línea delgada que existe entre ellas. Existen muchas diferencias entre un decorador y un interiorista, algunas de ellas sutiles y otras que son muy significativas y que son las que marcan las diferencias entre ambos términos.

    Aquí te vamos a presentar cinco de ellas:

    • Sus definiciones: Según dice la Real Academia de la Lengua, decoración es definido como el arte que estudia las acomodaciones del espacio interior y las distintas combinaciones de elementos ornamentales. Mientras que el interiorismo se define como el arte que decora y acondiciona todos los espacios interiores de la arquitectura. De esta forma, podemos ir identificando y dándonos cuenta de que el interiorismo trabaja elementos mucho más profundos que la decoración, pues llega hasta el ámbito arquitectónico.
    • Sus funciones: Básicamente y en términos generales, un decorador de interiores es un experto en ¨vestir¨ el espacio, es decir, que se encarga de reorganizar y estudiar las texturas, los colores, el amueblamiento y la luz de un espacio determinando. En otro orden, un interiorista tiene funciones mucho más trascendentales, pues es el responsable de modificar la distribución del espacio, elige nuevos materiales, redistribuye los espacios, mueve y tira paredes tocando las instalaciones. Lo que quiere decir es que el interiorista no está para vestir el espacio, sino para modificarlo, recrearlo o inclusive hacerlo de nuevo. De esta misma manera, en algunas ocasiones la profesión y las funciones de un arquitecto suelen ser confundidas. Su mayor diferencia radica en que un interiorista como su nombre lo dice, se dedican a trabajar espacios interiores, mientras que los arquitectos, pueden trabajar también espacios exteriores. Todo esto está basado en términos generales, pues al final de cuentas ambos contribuyen a una gestión adecuada del espacio, sea creando el espacio interior, decorando, o en la creación de exteriores.
    • La forma en las que se involucran en los proyectos: Otro de los aspectos con los que podemos diferenciar los campos de experiencia de la decoración de interiores y el interiorismo es que, por lo general, el interiorista suele involucrarse desde el inicio con el arquitecto en el proyecto, pero no participa de la construcción de esta. Por tanto, el interiorismo es un margen intermedio entre la decoración y la arquitectura. Con esto podemos ver que a pesar de que el objetivo de ambas profesiones es el mismo, ninguno de los dos trabaja ni con los mismos recursos ni de la misma manera.
    • Con quienes trabajan: Por lo general, en el mundo de la decoración no es usual trabajar con arquitectos o contratistas, puesto que todo el trabajo de reestructuración ha sido terminando antes de que comiencen su trabajo. Los decoradores suelen trabajar con quienes ofrecen servicios de tapicería, con los fabricantes de muebles y otras industrias profesionales que están relacionadas con esta industria.  No obstante, como ya habrás podido identificar, los interioristas trabajan de la mano con contratistas y arquitectos, de esta manera ambos profesionales se unen para satisfacer los requerimientos y deseos del cliente que ha solicitado la remodelación, ya sea de un espacio comercial, residencial o cualquier otro tipo de espacio interno.
    • La formación que posee cada uno: El interiorismo requiere de una formación muy formal y especifica, es una profesión como cualquier otra. El trabajo de este profesional incluye estudiar las texturas, los colores, el dibujo, el diseño asistido por ordenador, el diseño del mobiliario, la planificación del espacio, la arquitectura y demás capacidades. Mientras que las personas que dedican profesionalmente a la decoración por lo general cursan estudios diversos que le ayuden a ir desarrollándose, pero no necesitan tener una profesión especifica como la que poseen los interioristas.

    Las similitudes entre interiorismo y decoración

    Ahora que ya hemos distinguido las diferencias entre interiorismo y decoración, podemos concentrarnos en sus similitudes y los puntos en los que coinciden cada uno. Para comenzar uno de los objetivos de estas dos disciplinas es el mismo: poder aprovechar e identificar al máximo el espacio y su potencial, para poder incrementar sus ventajas y así eliminar las desventajas.

    A causa de esto, tanto en el interiorismo como en la decoración los espacios interiores se intervienen, pero entre ellos actúan de manera distinta.

    Las herramientas y mecanismos eléctricos utilizados en interiorismo y decoración

    Al momento de trabajar en espacios interiores, tanto los decoradores como los interioristas toman muy en cuenta todos los mecanismos técnicos, al igual que la iluminación del espacio, los colores a utilizar, la armonía, y la distribución de los espacios son aspectos importantes que ambos deben revisar.

    Ambos profesionales siempre tomarán en cuenta si la adaptación es factible o no, o si se hace necesario hacer una renovación completa. Para esto siempre será fundamental que un especialista supervise la instalación eléctrica y haga una valoración de su instalación.

    Sigues con dudas? En Top 4 Construcciones podemos asesorarte. Comunícate con nosotros o visita nuestra web para más detalles.